Terapia Gestalt

  • EL CONCEPTO DE GESTALT

En su origen el término Gestalt, se refería a las conclusiones a partir de una serie de experiencias referidas a la percepción, lo que dio origen a la Psicología de la Gestalt o Teoría de la forma. De este modo, autores como Wertheimer, Köler y Kofka construyeron un conjunto de leyes acerca de la percepción visual y auditiva. ¿Quién no conoce la famosa copa de Rubin, que obedece a una de las leyes de la Gestalt, la ley de Figura y Fondo.

rubin.gif

La palabra “Gestalt” es de origen alemán y puede traducirse como “forma” o “configuración” y alude a esos fenómenos de la percepción antes referidos y que tratan de demostrarnos el carácter  global de la percepción, como una totalidad que integra figura y fondo. La figura es lo que se percibe de forma sobresaliente mientras que el fondo es indefinido y pasa a un segundo plano, sirviendo de base a la figura.

  • LA TERAPIA GESTALT

La noción de organización de lo perceptivo se extendió posteriormente a lo psicológico, entendiendo que los pensamientos, sentimientos y recuerdos también se organizan en gestalts, con una figura dominante  sobre el fondo y esta organización depende de las motivaciones y/o necesidades de las personas. Así por ejemplo, si me enfado, mi rabia es la figura en un fondo de pensamientos, emociones,etc.

Los seres humanos, estamos continuamente formando estas “gestalts”, que en el caso del enfado, ha de encontrar una forma de expresión o reconocimiento, para poder cerrarse y así emerger otra nueva gestalt. Cuando no cerramos estas situaciones, quedan como “gestalt inconclusa”, o lo que denominamos en terapia Gestalt, asuntos pendientes. Aquello que no he podido expresar o satisfacer, queda enquistado, tanto en lo emocional como en lo físico. Cuando una experiencia no se completa,  no estamos disponibles para una nueva experiencia o tendremos una disponibilidad parcial hasta que la resolvamos completamente. En tanto no esté concluida, tenderemos a repetirla en un intento de resolución. De ahí vienen los patrones repetitivos de comportamiento si por ejemplo, en todos tus trabajos acabas peleando con tu jefe o en tus relaciones personales se repiten las mismas situaciones.

De ahí que en la Terapia Gestalt, el terapeuta enseñe a la personas que frente a la repetición de comportamientos insatisfactorios, puede ampliar sus recursos y cambiar, eligiendo lo más conveniente para el momento actual.

El ser humano ha de saber qué necesita y resolverlo pero en el camino encuentra dificultades y se interrumpe a sí mimo. No satisface sus necesidades y va arrastrando asuntos inconclusos que no le permiten enfrentar nuevas necesidades con entera disponibilidad y energía, afectando a su autoestima, a su salud integral, en un intento de continuar su vida sin un conocimiento de sus propias capacidades, de su gran potencial para llevar una vida más plena y satisfactoria.